Radares móviles: ojo en la carretera.

35 años de Experiencia a tu servicio

Radares móviles: ojo en la carretera.

Radares móviles: El Tribunal Supremo fija el margen de error de los radares de tráfico.

   Según la condición del radar, móvil o fijo, el margen de error a aplicar es diferente. Puede ser del 5 o del 7 %, atento a las diferencias para su aplicación. Los radares móviles en trípode o fijados a coches parados tienen el mismo margen de error que los fijos.

   Diferencias entre radares fijos y móviles.

  •    Radares móviles: Así, un radar en movimiento se considera un radar móvil. La Orden Ministerial que regula dichos radares móviles establece que estos tienen un margen de error del 7%.
  •    Radares fijos: Los radares fijos o inmóviles, establece la Orden Ministerial correspondiente que tiene un margen de error del 5 %.

Radares móviles   La controversia se produce respecto a si los radares fijados en un trípode o en un vehículo que se queda parado. No quedaba claro si estos radares eran fijos o móviles.

   La duda tiene su importancia cuando se está en los límites ya que está la aplicación de un margen de error del 5 o del 7 por ciento. O sea, la diferencia entre un acto punible o no. Es la diferencia entre obtener una condena o la absolución.

 En el caso que se enjuicia se confirma una condena penal a un conductor al que se grabó a 214 kilómetros por hora.

   Así, el Tribunal Supremo viene a aclararlo. Los radares fijos, situados en trípodes o en coche fijos tienen un margen de error del 5%. La clave está en si se considera un instrumento fijo o no. Las Ordenes Ministeriales no aclaran si son estáticos o en movimiento, lo cual es determinante.

   El alto Tribunal ha concluido que si el cinemómetro o aparato de medición es utilizado desde una ubicación fija, o sea, sin movimiento, entonces el margen de error es del 5%. Aclaran que esta apreciación es lógica puesto que la medición de la velocidad desde una posición sin movimiento tiene menor error que desde una posición en movimiento.

 

Indemnizaciones por accidentes.

   Fue sancionado con una multa de mil ochenta euros (1080 €). Y la prohibición de conducir durante un año y un día. Se consideró autor de un delito contra la seguridad vial.

 

Puedes saber más sobre las Ordenes Ministeriales de los radares, aquí. Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre. Regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor.

En Abogados Ibáñez somos especialistas en Responsabilidad Civil.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar